CLUB HIPICO CARLOS CID
El Club Hípico Carlos Cid és un club hípico sin ánimo de lucro.
Fué fundado el año 2008 con la finalidad de fomentar y desenvolupar la actividad esportiva hípica tanto a nivel de escuela de base com de competición.
Las disciplinas que se practican al club son la Doma Clásica, la Alta Escuela
y el Salto tanto para niños como para adultos.
La Doma Clásica es una de las disciplinas de Equitación más recomenables
ya que desenvolupa especialmente el autocontrol y la coordinación tan física como mental.
Las Instalaciones del Club Hípico están diseñadas para obtener el máximo nivel de aprendisaje con los mejores materiales.
El Club dispone de un Seguro de Responsabilidad Civil y una de Accidentes
que cubre todos aquellos accidentes leves y graves tanto dentro de la Hípica como en las Rutas, asegurando así una total cobertura en cualquier siniestro dentro y fuera de las instalaciones.

La práctica deportiva se realiza con los principios que constiuie este ideario y son los siguientes:
VALORES

  1. El Club deportivo tiene la labor fundamental de fomento de la equitación como uno de los deportes más completos que hay, tanto a nivel físico como pedagógico.De acuerdo con esto iria alineado su Ideario ( misión, visión y valores)
    Para cumplir esta función, la filosofía principal de este Club
    está basado en el espíritu deportivo, y tiene estos puntos fundamentales:
    ▪ Practicar el deporte metódicamente con bases específicas
    ▪ Acatar las decisiones de los jueces.
    ▪ Vencer sin humillar
    ▪ Respetar el adversario
    ▪ Ofrecer amistad dentro y fuera de la pista
    Esta filosofía es válida tanto para los deportistas como para los técnicos, auxiliares, directivos, acompañantes y familiares.
    Con ella adquirimos valores como el esfuerzo, disciplina, calma, responsabilidad, autocontrol, trabajo en equipo, compañerismo, y hábitos saludables de vida, ya que la práctica de este deporte tiene muchos beneficios.
    PRÁCTICA DEPORTIVA
  2. El segundo objetivo del Club Hípico Carlos Cid el constituye la propia
    práctica deportiva en si como actividad física, con los beneficios que
    proporciona en el ámbito de la salud, el ocio y la socialización, para la cual el Club hace una oferta variada de actividades intentando atender a todas las necesidades que se plantean.
  3. La práctica deportiva federada está abierta a todos los alumnos que lo deseen, conjugando la idea de participación con el rendimiento, de tal manera que en función de la edad y del nivel de cada uno se establecen diferentes categorías y diferentes objetivos deportivos, tanto a nivel personal como de competición.
  4. Los grupos se hacen manteniendo una estructura tanto por edad como por nivel de equitación, y por disciplina.
    Hay creada una escuela bas , donde participan los jinetes a partir de una edad que se inician en la equitación.
    Hay creado un equipo de competición donde los jinetes hacen una escala de entrenamiento y unos horarios de entrenamiento semanales, para prepararse.
  5. El Club intenta facilitar los medios necesarios para que cada deportista pueda desarrollar al máximo sus capacidades deportivas, poniendo a su disposición los medios materiales y personales que estén a su alcance.
  6. El Club usa las instalaciones de la Hípica para sus actividades,
    cumpliendo la normativa de utilización de las mismas que en cada momento se establezcan y según las indicaciones de la Direción.
    Nuestro Club está reconocido como Club Deportivo de un Estribo por la RFEH
    (Real Federación Española de Hípica).
    Para poder ser un club Homologado por la Federación, se han valorado los siguientes requisitos:
  • Titulación del personal
  • Puntuación de las instalaciones y servicios del Club
  • Número de licencias federativas
    Las nuestras instalaciones cumplen los siguientes requisitos:
  • Seguridad de riesgos de los jinetes y a terceros
  • Adaptación frente el número de caballos
  • Nivel de cualidad del servicio
    La ubicación de nuestro Club hace que la entrada y la salida de los jinetes, caballos y medios de transporte sean seguros.
    Hay facilidad de comunicación con la población más próxima.
    La seguridad de las instalaciones de nuestro club en cuanto a higiene de cuadras, instalaciones, seguridad contra incendios, equipo eléctrico, pistas, seguros, juntamente con la calidad del material, el mantenimiento de las instalaciones, espacio de reunión para los usuarios, posibilidad de estacionar vehículos, circulación de caballos, vestuarios, medios de información hace que nuestro club esté calificado como Club de un estribo.
    En cuanto a los caballos, la seguridad tanto para ellos como para los jinetes es máxima, no solamente en cuanto a instalaciones, sino también con la higiene elemental, alimentación y curas sanitarias.
  1. El Club puede obtener patrocinios de entidades y empresas para obtener recursos económicos.
    ESTRUCTURA
  2. Independientemente de la edad, nivel deportivo y disciplina de los miembros del club,el Club Hípico Carlos Cid proporciona técnicos suficientemente cualificados para desenvolupar su tarea en cada de las categorías, de acuerdo con los criterios desde el punto de vista educativo y técnico.
  3. El Director Deportivo del Club, Carlos Cid, se encarga de la coordinación de las actividades de todas las Modalidades, y junto con la Gerencia del Club colabora en la gestión y administración del Club.
  4. Tanto el Director Deportivo como el Gerente tienen un perfil profesional que los identifica con la finalidad y los objetivos del club.
    Carlos Cid es Técnico Deportivo en Hípica Nivel II Ciclo Final y Examinador Oficial de Galopes por la Federación Española de Hípica.
  5. El Club tiene cuidado de la formación de sus técnicos, bién con sus propios medios o mediante otras instituciones, tanto en el aspecto educativo como en el deportivo.
  6. El Club Deportivo establece un Reglamento de Régimen Interno, concordante con el presente Ideario, y que además acata la Reglamentación Deportiva y Disciplinaria de la Federación de Hípica. En este Reglamento, juntamente con las obligaciones y derechos de todos los miembros del Club, se establecen las soluciones para aquellos casos en que determinadas actuaciones aconsejen la toma de medidas de tipo disciplinario.
  7. La Junta Directiva , caso de suscitarse alguna duda, queda facultada por efectuar todos les aclaraciones que sean necesarios a las determinaciones contenidas en el presente Ideario, esto no obstante, dar cuenta de las mismas a la Assemblea General a efectos de su ratificación.
    DISCIPLINAS QUE SE PRACTICAN EN EL CLUB HÍPICO CARLOS CID:
    Doma clásica:
    La Doma Clásica tiene por objetivo el desarrollo del caballo mediante el entrenamiento racional, metódico y equilibrado de forma que se vaya haciendo un atleta a disposición de su jinete. Como consecuencia el caballo se vuelve tranquilo, elástico, ágil y flexible, pero confiado, atento y decidido, con el que contribuye un perfecto conjunto con su jinete. Las pruebas de Doma consisten en la realización de diferentes ejercicios, llamados Reprises,
    sobre el cuadrilongo que son valorados por diferentes jueces.

  1. Alta Escuela:
    La Alta Escuela es una disciplina muy compleja que requiere de un mínimo de tres años de entrenamiento.
    En la primera etapa, jinete y caballo tienen que aprender la equitación directa (pasos normales manteniendo la postura y el asiento elástico).
    En la segunda etapa, el jinete tiene que ser capaz de controlar a su caballo manteniendo ritmo y elasticidad constantes, así como el dominio de pasos y vueltas como son la Pirouette, la passade, el passage y la piaffe.
    Finalmente, la tercera etapa se concentra en maniobras más exigentes como la capriole o la croupade.
    Esta disciplina también engloba otros ejercicios más comunes como son el «paso español», la jambet y las piruetas. Estos son los ejercicios que podemos ver normalmente en los concursos de alta escuela en nuestro país.

  1. Salto:
    Las pruebas de Salto de Obstáculos consisten en la superación a caballo de un conjunto de obstáculos formado por barras, y determinado por un recorrido fijado, sin cometer ningún fallo.
    Las penalizaciones pueden producirse por el derribo de los obstáculos, por la negativa del caballo a sobrepasarlos o el exceso de tiempo concedido para realizar el recorrido. Las pruebas se disputan siguiendo unos baremos que comportan varias dificultades y grupos que se diferencian por alturas que oscilan entre 1,10 y 1,60 m.
    Una prueba de salto es aquella en la que se juzga al conjunto jinete-caballo bajo varias condiciones. Es una prueba destinada a demostrar en el caballo su franqueza, su potencia, su velocidad, su destreza y su respecto al obstáculo, y en el jinete, la calidad de su equitación.

  1. Pony Club:
    De 6 a 11 años :
    Para los pequeños disponemos de ejemplares de ponis para que se inicien en la práctica de la equitación. Clases en grupos reducidos totalmente adaptados a las necesidades de los menores.
    De 3 a 6 años :
    Para los más pequeños también disponemos de ponis, bien para paseos guiadas o clases donde se trabaja el equilibrio, la postura y habilidades motrices.
    Equipo de competición:
    Una de las áreas que desarrollamos es la participación en concursos de Doma Clásica. Por eso contamos con un equipo que nos representa tanto en concursos territoriales como nacionales.
    Todos los alumnos que quieran y dispongan de tiempo y ilusión pueden optar a formar parte de nuestro equipo de competición . Previamente se debe obtener la titulación que la Federación Catalana de Hípica establece y por eso, al largo del año se van preparando.
    Los alumnos se preparan en nuestro centro.
    Cuando los alumnos adquieren los conocimientos teóricos, prácticos y de monta requeridos, los examinamos en nuestro centro para obtener su titulación. Una vez superado, ya nos podemos plantear la preparación para la competición.
    Para los jinetes que no tengan un caballo y están preparados para competir, el Club cuenta con un caballo del centro entrenado para competir por el que no es totalmente necesario ser propietario de un caballo. Ofrecemos también la posibilidad de alquilar algún de nuestros ejemplares cualificados.


  1. Turismo ecuestre:
    Sentir la naturaleza, gozarla en plenitud, descubrir una nueva manera de ver y vivir nuestros parajes; este es el sentido del turismo ecuestre. Las rutas a caballo nos ofrecen una manera diferente de conocer nuestra tierra, la variedad y belleza de nuestros lugares nos convierten en un país privilegiado para esta actividad.
    Las múltiples posibilidades que tiene el turismo ecuestre lo hace acesible a todo el mundo. Tanto si somos expertos como principiantes en el mundo del caballo,encontraremos una ruta adecuada a nuestras psiblidades.
    Es una actividad ideal para grupos de amigos, famílias, etc por el vinculo de complicidad y la emoción de la aventura que crean las rutas a caballo por la naturaleza.
    Encontrareis rutas a medida de vuestros propósitos.
    Disponemos de monitores titulados que acompañan tanto a caballo como a pie según el nivel de los participantes a las rutas.
    Disponemos de un técnico con la máxima titulación para poder aprender todas las normas y reglas cuando se hace una excursión a campo abierto. Esto implica aprender a atar caballos, hacer acampadas con la máxima seguridad tal y como indica la normativa de Rutas a Caballo de la RFHE (Federación Española de Hípica).

  1. Exámenes de Galopes:
    El Club Hípico Carlos Cid es un centro homologado por la RFHE (Federación Española de Hípica), tanto en cuanto a instalaciones cómo a titulación del examinador autorizado.
    Beneficios físicos
    El gran elemento diferenciador de este deporte ante otras disciplinas es la interacción con el animal, el que lo convierte en una actividad aún más atractiva. Además, la equitación tiene grandes ventajas sobre el cuerpo para los que lo practican: La mejora del equilibrio vertical y horizontal. El tronco se mantiene derecho, lo que favorece el control de la postura y ayuda a corregirla. Regula el tono muscular y además el hecho de que el caballo tenga una temperatura mayor a la del ser humano favorece la circulación sanguínea. Disminuye la espasticidad (músculos contraídos). Al tener que estar en alerta delante posibles cambios de ritmo por parte del caballo se favorece la coordinación motriz fina y gruesa, los reflejos y la planificación motora. Mejora la percepción del esquema corporal y favorece la adquisición de lateralidad.

  1. Beneficios psicológicos:
    Pero los puntos positivos de la equitación van más allá del que es meramente físico: El estar en contacto con el caballo favorece la confianza, el autocontrol de las emociones y también mejora la autoestima. Mejora la concentración, la capacidad de atención y por lo tanto repercute de forma positiva en la memoria. Que el animal esté debajo de nuestro control ayuda a la mejora en la capacidad de atención y inculca sentimientos como el respeto y la responsabilidad. Proporciona nuevos conocimientos. Favorece un ubicación en el espacio y en el tiempo.
    Equitación como terapia:
    Todos estos beneficios convierten la equitación no solamente en un deporte sino también en un interesante método de rehabilitación.
    El caballo es un elemento igualador (no hay diferencia entre un jinete sano y otro con discapacidades) el que favorece una liberación de las limitaciones de los pacientes. Esto unido a todas las cualidades mencionadas anteriormente lo convierte en un deporte completo ideal para todos.