La Doma Clásica es una disciplina Olímpica basada en la armonía entre jinete y caballo  , en la cuál se realizan una serie de ejercicios de gran dificultad que  aparecen indicados siguiendo un programa preestablecido en un texto llamado reprise. Estos ejercicios son ordenados por el jinete y el caballo lo realiza de manera armoniosa y equilibrada.

Es decir, lo que un juez valora es que el caballo se muestre tranquilo ante dichas órdenes, valorando la elasticidadagilidad y flexibilidad en el proceso. Todo eso se obtiene con un buen adiestramiento, con la ayuda de un gran técnico que te enseña a mejorar y generar una gran confianza entre el jinete y el caballo. 

A través de la doma clásica, lo que se busca es una serie de principios generales donde el caballo constituya un binomio perfecto junto al jinete.

Entre aquellos aspectos que se buscan, se encuentra la franqueza y regularidad de sus aires, algo que se puede ver a través de la armonía y facilidad en la ejecución de movimientos, así como la ligereza del tercio anterior y remetimiento de los anteriores o su sumisión en la embocadura.

También se valora el obedecimiento de las órdenes del jinete con rapidez y destreza, dando la impresión de que el caballo las realiza por sí mismo, además de la regularidad y elegancia en su movimiento, ya sea al pasotrote o galope, mostrando una soltura total en sus articulaciones, denotando la armonía que tanto se demanda.

De igual manera, otro de los aspectos que más se aprecia es la cadencia, tanto en el trote, como en el galope.  En definitiva, se comprueba que la regularidad de su aire sea el adecuado.

En cuanto a la postura del caballo, siempre debe de mostrar su cuello arqueadoelevado y elegante, ya sea en movimiento o en parada.

Como veis, son muchos los aspectos que se pueden evaluar dentro de la doma clásica.